Reflexiones sobre la Asamblea Extraordinaria de Ascolbi

Domingo, 03 Abril 2022 10:13, en: Blog de Ascolbi: espacio web de reflexión, Por: David Ramírez-Ordóñez

El pasado 11 de diciembre de 2021, como varios de ustedes, asistí a la asamblea donde un nuevo Consejo Directivo empieza el mandato para el periodo 2021-2025. Dejo algunas ideas para que reflexionemos sobre lo que viene.

Felicitaciones, por lo hecho y por asumir el reto.

Empiezo con mi gratitud y felicitaciones, tanto a la junta directiva que terminó su periodo, como a las nuevas personas de la junta directiva que asumieron este reto de dirigir nuestra asociación. Tener esta iniciativa es un gran paso. Creo que mucho más ahora teniendo nuevos estatutos y cambiando un poco las dinámicas del juego, el que exista esta continuidad demuestra que si podemos avanzar con esta nueva forma de hacer las cosas.

Esta nueva forma de hacer las cosas es tener la capacidad de tener un voto informado, basado en un plan de gobierno concreto. Esto hace que las propuestas sean mucho mejor valoradas y que no se priorice la asistencia sobre las ideas, por ejemplo eligiendo a quien pudo asistir a la reunión sobre quien no pudo llegar por otros compromisos, sobre las ideas que tiene para promover al interior de la asociación.

Al leer las propuestas del plan de acción recuerdo dos cosas en particular: la primera que es una junta de gobierno que busca dar continuidad al trabajo que ya se venía adelantando, es decir fortalecer las acciones y los valores que se instauraron, al mencionarlo como su primera meta; y lo segundo fue ver los perfiles de quienes se postulaban, personas de diversos ámbitos como la docencia, bibliotecas escolares, especializadas, universitarias y la promoción de lectura. Sentí que la dirección dela asociación quedaba en manos de personas muy capaces y con ideas claras de lo que quieren hacer. Eso me gustó y mucho.

Reflexiones sobre la reunión a partir de los valores

Les propongo ahora que reflexionemos sobre la reunión, sobre algunas cosas que se dijeron en ella con el ánimo de pensar en los valores que nos mueven como comunidad. Es decir: no pensemos específicamente en quien dijo qué, sino en los valores que hay de fondo en estas afirmaciones. Les propongo que pensemos sobre 3 valores:

  • Colaboración
  • Diversidad
  • Descentralización

Pongo estos valores sobre la mesa porque como lo he comentado con anterioridad por otros motivos, me parece muy pertinente tener clara la ética pública de nuestra profesión. No son todos los valores que pueden promoverse, pero me pareció que fueron los más visibles en la asamblea.

Colaboración (frente a la competitividad)

En una de las intervenciones alguien dijo que va a ser muy difícil superar a la junta directiva anterior. Creo que hay un problema de enfoque ahí, porque no estamos en una competencia. No se trata de superar a nadie, no se trata de ganarle al otro, se trata de crear espacios acogedores y colaborativos, la competencia de hecho nos lleva a lo opuesto a ese tipo de entornos.

Si la primera meta de la junta directiva de este nuevo periodo es dar continuidad al trabajo que se ha venido adelantando, creo que vale la pena tener en cuenta que uno de los valores que se ha promovido ha sido el de la colaboración frente a la competencia. Se ha abierto el espacio para que las empresas participen de la asociación, a que quienes estudian o trabajan en bibliotecas pero todavía no tienen títulos (o no les interesa tenerlos) se sientan bienvenidos en esta asociación que busca ser un punto de encuentro frente a profesionales velando por el acceso a la información para la sociedad. Pensar en competitividad, en empezar a ver quien es mejor que quien es minar esa lógica de trabajo colaborativo.

Preferiría que en vez de querer ganarle a la junta directiva pasada o ver si las futuras juntas directivas nos sobrepasarán, pensemos en cómo creamos hábitos de las cosas que nos gustan. Tal vez esta falta de competitividad fue la que hizo que el número de asociados sea uno de los más altos que se haya tenido. El que más gente se una y que el parche sea más grande puede que pase por otras lógicas, como que la asociación no es quien está en la junta directiva o que la asocia.ión es un espacio para encontrarnos, reconocernos y compartir.

Diversidad (multiculturaldiad y brechas - de edad, de género, de clase -)

Recuerdo que una persona hizo una intervención presentándose como estudiante de segundo semestre que pedía que se mantuvieran esos espacios de bienvenida. Acto seguido alguien comentó que estaba de acuerdo con "la niña". Aquí veo un gran problema y es que por un lado se genera un sesgo generacional, es decir que se estigmatiza a la juventud y se infantiliza. Se trata de una mujer universitaria, no de infante sin criterio. Creo que es más prudente hablar de una colega, que si bien todavía no tiene un título universitario, eso no le quita la experiencia profesional que pueda tener y por supuesto no se establece una falsa jerarquía, que me parece que alimenta el clasismo imperante en el país. Sin ir más lejos, según datos del Banco Mundial, el coeficiente de Gini de Colombia es de 51.3 (en 2019), siendo el segundo más alto en Latinoamérica después de Brasil (53.4 en 2019). Si a esto le sumamos la pandemia por el coronavirus, los datos pueden ser incluso mucho peores.

IFLA 

Tener esta brecha generacional no es únicamente un asunto de Colombia, de hecho en la Visión Global de IFLA (2018) en su reporte de resultados en el punto 10 se menciona como uno de los retos a nivel mundial. Seguramente el comentario no tuvo ninguna mala intención, pero creo que los valores de fondo deberían revisarse: promovamos que las brechas, de género, de edad, de clase o de nivel educativo no generen divisiones y clubes que fomenten los privilegios a unos a expensas de otros.

Por otro lado se hizo el juramento a la nueva junta directiva, un juramento católico y nacionalista, para una profesión que promueve la diversidad. Creo que vendría bien hacer una revisión laica a este tipo de ceremonias, para crear ese espacio de bienvenida a aquellos que no comulgan con la religión católica, por ejemplo. Respeto las tradiciones, pero a la luz de los valores que se promueven, este tipo de juramentos va en contra de lo que la Constitución del 91 instauró en Colombia: un país pluriétnico y multicultural.

Descentralización

El que la asociación nacional no sea únicamente una asociación bogotana es un gran reto para la descentralización y creo que esta junta directiva tiene una mayor apertura a todo el territorio nacional, por ejemplo en el hecho de que algunos de sus integrantes son docentes de universidades que no están centradas en Bogotá y cubren diferentes ciudades del país al ofrecer programas virtuales. Esto se venía hablando desde antes de la pandemia y de alguna forma el que se hayan normalizado las reuniones virtuales apoyan la descentralización. Claro, no hay que perder las brechas de conectividad, pero al menos la transmisión en vivo del encuentro a través de Internet abre la posibilidad a que gente fuera de Bogotá (incluyéndome) acceda a este tipo de eventos, de carácter nacional.

Me gustaría saber que la descentralización ocurre como un valor básico en la asociación y no como producto de la pandemia. Que para la asociación es importante escuchar voces de todos los rincones y no que ocurre porque la distancia social nos empuja a implementar encuentros remotos.

A manera de cierre

Enumeré algunos de los valores que percibí en la reunión, pero seguramente muchas cosas se me quedaron por fuera. ¿Qué valores crees que deberíamos tener presentes? ¿Estas de acuerdo con estos planteamientos o hay alguna cosa para precisar?

  • Calificar:
  • Vistas: 244

Autor:

David Ramírez-Ordóñez

Soy estudiante de doctorado con una beca de la Universitat Oberta de Catalunya. Hago parte de proyecto Where Are the Women in Wikipedia - WAWW.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.