Necesidad de un cambio profundo del significado y de la cultura organizacional de las asociaciones de bibliotecología de Colombia

Domingo, 05 Abril 2020 19:02, en: Blog de Ascolbi: espacio web de reflexión, Por: Wilson Enrique Colmenares Moreno

Con el fin de fortalecer el proceso de representación y participación de Ascolbi ante el Consejo Nacional de Bibliotecología, CNB, se hace un breve recuento de la trayectoria de las dos asociaciones nacionales de bibliotecología de Colombia y se comparten los comentarios que realizaron 21 afiliados de Ascolbi al Informe final de los consejeros de Ascolbi ante el CNB: 2018-2020.

La acción de agruparse o asociarse para alcanzar un objetivo en común ha prevalecido en diferentes sociedades y tipos de grupos durante el transcurrir de la humanidad, debido –principalmente— a los beneficios individuales y colectivos que genera el acto de unirse. Tanto así, “que el acto de asociarse ha significado la supervivencia humana desde los entornos más primitivos hasta la vida contemporánea.” (Páez, 2016).

El origen de las asociaciones profesionales se remonta a la Roma antigua, donde existían los collegia. En la Edad Media y en siglos posteriores, éstos adquirieron gran importancia, sobre todo, en su modalidad de gremios. Infortunadamente, la revolución burguesa determinó su abolición, primero en Francia y posteriormente en los demás países europeos. Sin embargo, pronto empezaron a resurgir aspirando a recuperar un puesto preeminente, por ejemplo, a través del cooperativismo. Las asociaciones profesionales, desde sus orígenes, han interactuado con al menos tres actores de la sociedad; el Estado, los ciudadanos y los profesionales que las conforman. Frente al Estado, realizan funciones de representación administrativa y política y, eventualmente, funciones consultivas; en cuanto a terceras personas, cumplen la función de orientar y regular el ejercicio de la actividad profesional; respecto a sus miembros, además de las funciones de gobierno y administración ejercen funciones de reglamentación del ejercicio profesional y disciplinarias; adicionalmente, pueden desarrollar funciones de accesoria de tipo asistencial, como las de mutualidad y previsión (Castro, s/f, p. 23).

La historia de las asociaciones de bibliotecología de Colombia inició a finales de 1950 con la creación de la Asociación Colombiana de Bibliotecólogos y Documentalistas, Ascolbi, creada en 1958, es una entidad de carácter privado, social y gremial, sin ánimo de lucro y de alcance nacional. Tiene como principal misión agremiar, representar y fortalecer a los profesionales y estudiantes de Ciencia de la Información, Bibliotecología y a las instituciones bibliotecarias de Colombia; liderando la reflexión ética, disciplinar, el debate académico, científico, social y de política pública; la actualización profesional, el intercambio y generación de conocimiento con el fin de mejorar los procesos de adquisición, clasificación, descripción, conservación, acceso y apropiación social de la información y el conocimiento.

Por su parte, el Consejo Nacional de Bibliotecología, CNB, fue creado durante la vigencia de la Constitución de 1886, por la Ley 11 de 1979, como el organismo del gobierno nacional encargado de ejercer acciones de vigilancia y control de la profesión de bibliotecólogo en Colombia con las siguientes funciones:

1) Velar por el cumplimiento del Código de Ética.
2) Denunciar ante las autoridades competentes las violaciones comprobadas, a las disposiciones legales que reglamenten el ejercicio profesional de la Bibliotecología y solicitar las sanciones que la Ley ordinaria fije para los casos de ejercicio ilegal de la profesión.
3) Presentar anualmente al Ministerio de Educación Nacional los programas de presupuesto de funcionamiento y de inversión.
4) Velar por el cumplimiento de la Ley 11 de 1979, de los decretos reglamentarios y de las demás disposiciones legales relativas a la profesión.
5) Expedir acuerdos que aseguren en el fiel cumplimiento de las actividades relativas al Consejo Nacional de Bibliotecología.
6) Conocer de la representación del país en foros, seminarios o eventos internacionales que se realicen sobre Bibliotecología.
7) Vincular laboralmente, de acuerdo con las normas legales vigentes, el personal que sea necesario para el cabal cumplimiento de las funciones que le asigna la Ley.
8) Definir y divulgar sus decisiones y actividades.
9) Las demás que le asigne la Ley.

En la Ley 11 de 1979, Artículo 6, literal “e”, se establece que el CNB estará constituido por “Dos consejeros nacionales principales y dos suplentes, exigidos entre ciudadanos colombianos legalmente facultados para el ejercicio de la profesión de bibliotecología, en asamblea convocada para tal efecto por la Asociación Colombiana de Bibliotecarios”. Para tal fin, Ascolbi creó en el año 2015 el Reglamento de los consejeros nacionales del Colegio Colombiano de Bibliotecología, Ascolbi, ante el Consejo Nacional de Bibliotecología, CNB, buscando definir las principales orientaciones para el correcto desempeño de los consejeros nacionales de Ascolbi ante el CNB en los procesos, procedimientos y actividades relacionadas con la representación.

Ascolbi estableció en su Plan Estratégico 2018-2021 como objetivo “Aportar a la transformación institucional de Ascolbi para el fortalecimiento gremial de la Bibliotecología en Colombia”, en concordancia, luego que los consejeros de Ascolbi ante el CNB presentaran en la Asamblea General de Afiliados del 26 de febrero de 2020 su Informe final de 2020, Ascolbi les envió el 25 de marzo a sus afiliados una comunicación a través de correo electrónico en la cual se les invitaba a participar de forma voluntaria en el procedimiento de análisis y comentarios al Informe final, las actividades que se propusieron fueron las siguientes:

1) Leer las funciones del CNB según lo establecido en la Ley 11 de 1979 y el Decreto 865 de 1988 (Descargar anexo 1).

2) Leer el Reglamento de los consejeros nacionales de Ascolbi ante el CNB. (Descargar anexo 2).

3) Leer el informe final del año 2020 que presentaron los delegados de Ascolbi ante el CNB. (Descargar anexo 3).

4) Según los documentos citados, se solicitó diligenciar un formulario en línea con 19 preguntas cerradas –las cuales fueron formuladas según lo establecido en la Ley 11 de 1979 y en el Decreto 865 de 1988—, y tres preguntas abiertas. Durante los ocho días que estuvo publicado el formulario participaron 21 afiliados.

El principal mensaje que envían los afiliados de Ascolbi a sus consejeros es que el informe no describe de forma clara y detallada las acciones que realizaron, según las funciones que establece la Ley 11 de 1979 y el Decreto 865 de 1988 para el CNB:


Comentarios Informe consejeros de Ascolbi ante el CNB: 2018 – 2020                                                            Ver todas las respuesta

Y, como mencionan los mismos consejeros en la introducción de su informe, dicho documento debe responder a lo establecido en la Ley 11 de 1979, el Decreto 865 de 1988 y de más normas reglamentarias, además, como profesionales de la información, debemos ser consecuentes con la importancia de describir de forma precisa las actividades, documentar y compartir las evidencias documentales según el periodo de representación.

La actual transformación social debida a la pandemia de enfermedad por coronavirus requiere con urgencia un cambio profundo del significado, cultura y estructura de las asociaciones de bibliotecología del país, desde la consolidación de una identidad gremial y el fortalecimiento de la bibliotecología y las instituciones bibliotecarias como dispositivos culturales, pedagógicos, científicos y políticos de impacto social.

¡La capacidad de gestión e incidencia de la bibliotecología colombiana depende de la unión y de las acciones de nosotros mismos!

En el documento de Comentarios al Informe se comparten todas las respuestas y comentarios de los afiliados de Ascolbi. 

Referencias

Castro Forero Consultores LTDA. (s/f). Transformación del Consejo Colombiano de Bibliotecología y creación del Colegio Colombiano de Bibliotecología. Informe final.

Páez, M. (2016). Las asociaciones profesionales de bibliotecólogos: Retos y oportunidades. https://ascolbi.org/publicaciones/blog/item/asociaciones-profesionales-bibliotecologos-retos-oportunidades

Autor:

Wilson Enrique Colmenares Moreno

Wilson Enrique Colmenares Moreno

Vicepresidente de Ascolbi 2018-2021

Magíster en Estudios Editoriales del Instituto Caro y Cuervo y Bibliotecólogo de la Universidad de La Salle, posee conocimientos en investigación, gerencia, implementación y evaluación de proyectos relacionados con la organización, gestión, edición, publicación y acceso a información académica, científica y gubernamental en ambientes web y análogos.

Correo: wilsofo@gmail.com

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.