Comunicado Ascolbi 'Le proponemos al país fortalecer el consenso social desde las bibliotecas'

Viernes, 28 Mayo 2021 19:06, en: Noticias

Ascolbi promueve los derechos humanos y la igualdad de condiciones, en este sentido somos defensores del derecho a la protesta social pacífica como parte esencial de la democracia, basada en el afianzamiento del pensamiento crítico, rechazamos el uso injustificado y desmedido de la fuerza y el vandalismo, exigimos el respeto a la vida, la integridad física y la dignidad humana.

“La fragmentación de un colectivo es perjudicial,
porque limita su capacidad de influencia” 1.

Los grandes cambios que se han producido en el orden social del mundo y del país son en buena medida las consecuencias directas o indirectas de los movimientos sociales —puesto que aun cuando cada movimiento no consigue todas sus exigencias— parte de ellas suelen ser aceptadas e incorporadas en el orden social en constante metamorfosis. Del mismo modo, las asociaciones voluntarias también han contribuido en la generación de cambios sociales, estas formas de organización social han prevalecido durante el transcurso de la evolución humana debido a su contribución en la consolidación del tejido social de las comunidades y su incidencia en el bienestar colectivo del ser humano, prueba de ello, es que el acto de asociarse ha significado la supervivencia humana desde los entornos más primitivos hasta la vida contemporánea. Ciertamente, el ser humano desde su origen sintió la necesidad de pertenecer a una comunidad que le permitiera contribuir con el intercambio, consenso de ideas y la realización de acciones para fortalecer la consecución de recursos, protección, supervivencia y bienestar colectivo.

El Colegio Colombiano de Bibliotecología Ascolbi promueve los derechos humanos y la igualdad de condiciones, en este sentido somos defensores del derecho a la protesta social pacífica como parte esencial de la democracia, basada en el afianzamiento del pensamiento crítico, rechazamos el uso injustificado y desmedido de la fuerza y el vandalismo, exigimos el respeto a la vida, la integridad física y la dignidad humana.

Para esta Asociación de estudiantes, profesionales e instituciones bibliotecarias el principal valor radica en el derecho a la vida y una vida no solo viable sino deseable, digna, justa, placentera y libre.

En situaciones de cambio social como las que vive el país consideramos que las asociaciones bibliotecarias adquieren importancia como garantes de la organización social, de modo que, estamos dispuestos a contribuir con la integración y mediación entre los estudiantes, profesionales e instituciones bibliotecarias del país que quieran transformar las condiciones laborales, económicas, educativas y políticas del gremio bibliotecario en las diferentes regiones.

Ascolbi es la asociación nacional de bibliotecología de Colombia, no tiene ánimo de lucro, es autónoma y no partidista. Tiene una trayectoria de 62 años y su misión es agremiar, representar y fortalecer al sector bibliotecario nacional, en esta medida estamos interesados en reivindicar:

  1. La construcción colectiva de valores a través de la reflexión, deconstrucción, consenso y expresión de los principios que garanticen la igualdad de condiciones para los estudiantes, profesionales e institucionales del sector bibliotecario.
  2. La articulación y mediación entre el sector bibliotecario, otros sectores relacionados y el gobierno local, departamental y nacional.
  3. El cambio social a partir de la organización, conservación, acceso, lectura y apropiación social de la información y el conocimiento.
  4. La distribución del poder con el fin de evitar su uso arbitrario y garantizar la igualdad de condiciones según los valores y acciones que permitan vivir de forma digna y justa.

En este sentido, consideramos que el sector bibliotecario puede contribuir en la construcción del consenso social que requiere el país, dada la necesidad de diversificar las fuentes de información para verificar, contrastar y analizar los discursos que configuran la opinión pública.

Las bibliotecas (públicas o privadas) han sido históricamente las responsables de recopilar, preservar y facilitar el acceso a los recursos de información publicados y no publicados, permitiendo acceder a una gran variedad de fuentes de información, equipos tecnológicos y otros recursos, con los cuales los ciudadanos se benefician, gracias a la orientación que les brindan los bibliotecólogos y el personal de las bibliotecas, a fin de ayudarlos en sus procesos de formación como ciudadanos y seres humanos para la vida.

Las bibliotecas son depositarias fundamentales de la confianza pública, designadas a nivel mundial como instituciones necesarias para servir al interés público mediante la preservación de las diversas formas de expresión utilizadas por las comunidades a través del tiempo, para facilitar el acceso y la difusión del conocimiento, y para facilitar aún más el intercambio intelectual logrado a través de la literatura, los materiales educativos, gubernamentales, científicos y culturales en medios análogos o digitales proporcionando información e ideas que son fundamentales para la vida, el desarrollo social, político y económico del país, teniendo en cuenta que la sociedad de hoy se basa cada vez más en la información y el conocimiento; ayudan a los colombianos a desarrollar destrezas y aprendizajes de carácter vitalicio, así como a su imaginación, y contribuye a vivir como ciudadanos responsables.

Las bibliotecas también han trabajado en garantizar el derecho de acceso al patrimonio bibliográfico y documental en las diferentes regiones del país, incluso, estas instituciones son garantes de la lectura, la gestión de la información y el conocimiento, porque cuando las personas conocen los derechos y deberes definidos en la legislación, planes y programas gubernamentales disponibles, se facilita y nutre el diálogo e interlocución entre las comunidades en los territorios. En resumen, las bibliotecas pueden convertirse en una red de información y conocimiento para descubrir nuevas posibilidades y oportunidades a través de las fuentes bibliográficas, documentales y audiovisuales conservadas en sus colecciones y en las nuevas formas documentales que contribuyan en el registro de los acuerdos derivados de los diferentes procesos de diálogo entre las organizaciones sociales y las diferentes instituciones gubernamentales. Por esta razón, invitamos de forma sincera y decidida al sector bibliotecario nacional a contribuir con la construcción del consenso social a través de las siguientes acciones:

  1. Convertir los espacios bibliotecarios físicos y digitales en espacios propicios para el encuentro, diálogo y la construcción social de conocimiento.
  2. Crear servicios y recursos de información que brinden el conocimiento requerido para comprender las problemáticas sociales y las políticas públicas que se han creado como solución a dichos problemas.
  3. Apoyar los procesos de registro, integridad, organización, conservación y trazabilidad de las evidencias documentales derivadas de los diálogos entre la ciudadanía y las diferentes instituciones gubernamentales.
  4. Divulgar, brindar acceso y contribuir con la integridad y confianza en las fuentes documentales, así como con la lectura y la apropiación social de las evidencias documentales que registren los consensos sociales y políticos.
  5. Contribuir con la verificación, el seguimiento y el cumplimiento de los acuerdos sociales y las políticas públicas gubernamentales a través de la revisión y comparación de los consensos registrados en las diferentes versiones de las evidencias documentales.

Para concluir, invitamos a los estudiantes, profesionales, programas de formación, asociaciones, redes, instituciones, empresas y demás integrantes del sector bibliotecario y ciudadanos que creen en la información y el conocimiento como insumo fundamental para el diálogo, el consenso y la transformación social, a construir un plan nacional de trabajo colectivo que fortalezca el ejercicio de la ciudadanía desde nuestras bibliotecas.

“En Cali, los estudiantes hicieron circular el siguiente “diálogo”: “Tenemos 25.000 armas”, gritaba un hombre vestido de blanco desde su costosa camioneta parqueada frente a la Universidad del Valle (Univalle). “Nosotros tenemos una de las mejores bibliotecas del país”, le contestó un estudiante.” 2.

Cordialmente,

Colegio Colombiano de Bibliotecología Ascolbi

Descargar el comunicado.

 

1T Pérez, “Las asociaciones profesionales como redes de responsabilidad”, Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios, 2010.

2“Colombia en llamas: el fin del neoliberalismo será violento”, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales Clacso (blog), el 10 de mayo de 2021, https://www.clacso.org/colombia-en-llamas-el-fin-del-neoliberalismo-sera-violento/.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.