Sobre la convocatoria para Docente líder de apoyo para el fortalecimiento de las competencias en lenguaje y biblioteca escolar

Lunes, 16 Enero 2017 19:23, en: Noticias

La Asociación de Bibliotecarios Escolares - ABE, expone el resultado de su indagación sobre la resolución 15683, que adopta el Manual de funciones, requisitos y competencias para directivos docentes y docentes, el cual no incluye al bibliotecólgo en la tarea de fortalecer la biblioteca escolar.

Sobre la convocatoria para Docente líder de apoyo para el fortalecimiento de las competencias en lenguaje y biblioteca escolar

El primero de agosto de 2016, el Ministerio de Educación Nacional emitió La Resolución 15683 “que adoptó el Manual de Funciones, Requisitos y Competencias para los cargos de directivos docentes y docentes del sistema especial de Carrera Docente”, en la que se incluyó al “Docente líder de apoyo para el fortalecimiento de las competencias en lenguaje y biblioteca escolar”, con el propósito principal de “Diseñar, implementar y coordinar las actividades pedagógicas en lectura, escritura y oralidad”, entre otras funciones propias de la actividad bibliotecaria, sin considerar el perfil del bibliotecólogo como opción de formación académica para no licenciados. Opciones como Lenguas modernas, Filosofía y letras y Comunicación social, entre otras, fueron consideradas en la convocatoria como profesiones aptas para desarrollar actividades de fomento a la lectura, promoción del uso de la biblioteca, desarrollo de habilidades informacionales, apropiación de la tecnología, arquitectura de servicios de información, diseño de planes de desarrollo y apoyo directo a las directivas en las actividades de administración de la biblioteca.

Los miembros de la Asociación de Bibliotecas Escolares (ABE), al leer la convocatoria y con el ánimo de obtener respuestas, escribieron a la Comisión Nacional del Servicio Civil, manifestando que el perfil descrito en el Manual de funciones de la carrera docente, implicaba el desarrollo de actividades propias de la bibliotecología y no incluía a esta profesión como opción desempeñar estas funciones. La respuesta de la Comisión indicaba que la construcción y/o evaluación del perfil no era de su competencia, ya que se trata de una responsabilidad del Ministerio (ver respuesta).

Con esta información, fue remitida una comunicación al Ministerio de Educación Nacional, solicitando claridad y argumentos sólidos por la exclusión. Como respuesta indicaron que el manual de funciones efectivamente no incluye a la bibliotecología para este cargo, pero que el mismo manual habilita para otros cargos directivos docentes, ya que como lo indica el Manual hay algunos cargos que pueden ocupar personas con “Título profesional universitario en cualquier área del conocimiento”, así como para el cargo como docente líder de apoyo para el fortalecimiento de competencias comunicativas en inglés como lengua extranjera (ver respuesta).

En búsqueda de aliados, deciden contactar Ascolbi, en donde se recomienda exponer la situación ante el Consejo Nacional de Bibliotecología, responsables directos de velar por el cumplimiento de la Ley 11. En la respuesta dada indicaron que el Consejo “estudiará la situación presentada y procederá a las acciones necesarias para solicitar que se reconozca al profesional bibliotecólogo”

Para analizar:

¿Existe desconocimiento del quehacer y las competencias del bibliotecólogo por parte del Ministerio de Educación Nacional? Si es así, nos queda un arduo trabajo de posicionamiento y si es necesario, de transformación de las prácticas para satisfacer las competencias de estas unidades de información, otra oportunidad para la academia y los grupos de investigación de contribuir al desarrollo de competencias pedagógicas en los bibliotecólogos, y de las diferentes asociaciones, en búsqueda de un mayor bienestar para el gremio.

¿Los bibliotecólogos están formados para el diseño e implementación de planes de lectura y planificación de la biblioteca escolar? Mucho se ha hablado de incluir la biblioteca escolar en el currículo, de llevarla al aula de clases, de la alfabetización informacional… es como si hubiesen escuchado nuestro ideal y nos dejaran de lado.

Siendo conscientes de la necesidad de que las prácticas bibliotecarias incluyan posturas interdisciplinares, no se puede desconocer el quehacer de una profesión al momento de construir perfiles laborales, menos cuando es el Ministerio de Educación Nacional quién ha acreditado constantemente los programas de bibliotecología y ciencia de la información en varias de las instituciones de educación superior. ¿Podría ser esto un desconocimiento del perfil?

Sea esta una invitación especial al Consejo Nacional de Bibliotecología, para que desarrolle campañas masivas enfocadas en el reconocimiento, dentro del territorio nacional, de la profesión del bibliotecólogo, que permita destacar la labor de los bibliotecólogos en las diferentes unidades de información.

  • Calificar:
  • Vistas: 1467

Créditos:

Imagen: Diseñado por Freepik,

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.